La vulgaridad también campea en bachatas que se escuchan en radio

La vulgaridad no sólo abunda en las letras de temas musicales dedicados a la juventud dominicana; también campea en bachatas y otros géneros.

Desde hace un tiempo estaciones de radio difunden abiertamente un adefesio interpretado por Luis Vargas. Se denomina “La Traicionera”.  Su ritmo es atractivo pero sus letras son tan procaces que ponen en entredicho la creatividad de los compositores de este género.

Algunas “perlas” de esta canción son las siguientes:

“Mami, y cuando yo llegaba del trabajo te encontraba como un molondrón: baboso, baboso, baboso!. Échenle limón pa´que se le corte la baba!

“..y yo la dejé descalza y la encontré calzá”.

“Dame mi tajá, dame mi tajá”.

“..y tú me dabas toa esa leche a mi solito, con café, y o te decía de esta manera: dame mi leche, dame mi leche mami”.

“ay sácame el cable, sácame el cable que me está quemando, sácame el cable que me está matando, ay mamá, hay mamá”.

Esta bachata deja muy mal parados no sólo al compositor de la misma sino fundamentalmente a la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía, sobre cuyos hombros descansa la responsabilidad de impedir que mensajes de esta naturaleza sean difundidos en medios de comunicación pública.

fuente:almomento.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *