La JCE somete a partidos a “PKF Guzmán Tapia” para hacer la auditoría a equipos del voto automatizado

La Junta Central Electoral decidió someter a consulta de los partidos la contratación de la firma PKF Guzmán Tapia para realizar la auditoria a los equipos usados para el voto automatizado en las elecciones municipales de febrero próximo.

La decisión está contenida en las medidas adoptadas este día por el pleno de la institución electoral, y se hizo en base a que los partidos políticos no se pusieron de acuerdo sobre una firma, como le pidió la JCE.

“Esta firma, que participó en los procesos de contratación previos, ha condicionado su participación a que la misma sea avalada por los partidos políticos. Dicha auditoría contará con el acompañamiento de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

Este tema ha concentrado la atención política del país desde la celebración de las primarias abiertas del pasado 6 de octubre, donde el Partido de la Liberación Dominicana se dividió por una diferencia en los resultados de cerca de 30 mil votos.

En ese proceso electoral, el entonces presidente del PLD, Leonel Fernández, denunció un fraude electrónico en su contra para beneficiar a Gonzalo Castillo, el candidato aupado por el sector danilista en la organización morada.

Su denuncia la reforzaba con el hecho de que la JCE no realizó la auditoría de los equipos que había acordado con los partidos políticos y sus principales aspirantes presidenciales.

El pleno de la JCE tambié debía decidir sobre la utilización o no de los equipos de las primarias en las elecciones generales de febrero y mayo de 2020.

Seis partidos habían depositado ante la Secretaría de la Junta Central Electoral (JCE) un documento con el que expresaron su oposición al uso del sistema de voto automatizado para las elecciones nacionales de febrero y mayo de 2020.

Los partidos firmantes fueron el de los Trabajadores Dominicanos (PTD) y/o Fuerza del Pueblo, Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Fuerza Nacional Progresista (FNP), Bloque Institucional Social Demócrata (BIS) y el Partido Unidad Nacional (PUN).

En tanto que el PRM, el principal partido político opositor, aseguró previamente que era “indispensable” la realización de la auditoría del sistema antes de los comicios municipales de febrero.

Además señaló que para “fines de determinar la viabilidad del voto automatizado” para las elecciones municipales de febrero de 2020, se debe de realizar la auditoría post-mortem “para despejar cualquier tipo de dudas sobre el mismo”.  Sobre la elección de una firma que realice la auditoría, en el documento se recomienda una “firma independiente”, pero no ofrece nombre de alguna, y señala que esta esté a su vez acompañada por delegados de los partidos políticos.

fuente:listindiario.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *