Intervención estadounidense de República Dominicana 28 de abril de 1965

Estados Unidos invadió República Dominicana el 1 de mayo de 1965 con el objetivo de impedir que Juan Bosch reasumiera su Gobierno.

El 24 de abril de 1965 se inició en Santo Domingo, capital de la República Dominicana, un conflicto armado.

Motivo

Un sector de las Fuerzas Armadas, acompañado por civiles, reclamaba la reposición en la Presidencia de Juan Bosch, líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que había sido destituido el 25 de septiembre de 1963 por un golpe de Estado, a consecuencia del proceso democratizador que había iniciado. En cambio, otros militares y civiles defendían la deposición de Bosch.

El enfrentamiento entre los constitucionalistas y el Grupo de San Isidro llevó a que Pedro Bartolomé Benoit, en representación del mismo, solicitara la intervención militar del Gobierno de los Estados Unidos para lograr derrotar a los partidarios de la Constitución de 1963, de corte liberal democrático.

Comienzo

De esa forma, el 28 de abril de 1965 llegó a Santo Domingo la Fuerza Interamericana de Paz, cuerpo armado formado por militares de diferentes países miembros de la OEA (Organización de Estados Americanos, cooptada por Estados Unidos), pero que en su mayoría eran estadounidenses. Los marines fueron enfrentados por los constitucionalistas desde su entrada a la ciudad de Santo Domingo.

El 29 de abril de 1965 el presidente Lyndon B. Johnson ordenó la invasión a República Dominicana para impedir que Juan Bosch, intelectual progresista y nacionalista, reasumiera el gobierno en dicho país.

Las tropas interventoras dividieron la ciudad de Santo Domingo en dos zonas, logrando aislar a los constitucionalistas e impidiendo que su movimiento se expandiera. Instalaron un Gobierno paralelo al que encabezaba el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, que fue denominado Gobierno de Reconstrucción Nacional, recayendo en Antonio Imbert Barreras la designación de su presidente.

El 1 de mayo de 1965 la X Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la Organización de Estados Americanos (OEA) se instaló en Washington. Luego de una larga discusión, se aprobó la conversión de las fuerzas norteamericanas de invasión a República Dominicana, en fuerzas interamericanas. A pesar de la activa posición que había asumido el gobierno de Raúl Leoni en contra de la intervención estadounidense, la posición de la delegación venezolana en la Reunión se limitó a la abstención. La OEA respaldó la acción norteamericana a la República Dominicana.

El presidente Lyndon Johnson advirtió que no toleraría otra Cuba en el Caribe. Y más soldados desembarcan. Johnson exhortó a sus aliados a que acompañaran esta Cruzada de Occidente y es así como las dictaduras militares de Brasil, de Paraguay, de Honduras, y de Nicaragua envían tropas a la República Dominicana para salvar la «democracia amenazada por el pueblo».

Con la mediación de la OEA y bajo la conducción del Gobierno de los Estados Unidos se alcanzó una salida negociada al conflicto. Los constitucionalistas fueron desarmados, perseguidos y exiliados y los marines crearon las condiciones para convocar a unas elecciones bajo su control, a fin de colocar en el poder un presidente que respondiera directamente a sus intereses políticos y económicos.

Elecciones de 1966

En dichas elecciones participaron dos candidatos: Juan Bosch, del PRD, y Joaquín Balaguer, del Partido Reformista. Los marines simpatizaban con Balaguer, quien había ocupado diversos cargos en la Era de Trujillo. La inseguridad política no le permitió a Bosch realizar su campaña electoral, por lo que, en las elecciones de 1966, resultó ganador Joaquín Balaguer. Con el ascenso del nuevo Presidente al poder, se produjo el retiro de los marines del territorio nacional.

fuente:https://www.ecured.cu/Intervenci%C3%B3n_estadounidense_de_Rep%C3%BAblica_Dominicana_(1965)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *