Depresión posparto

Descripción general

El nacimiento de un bebé puede desencadenar una mezcla de fuertes emociones, desde el entusiasmo y la alegría hasta el miedo y la ansiedad. Sin embargo, puede derivar en algo que podrías no esperar: la depresión.

La mayoría de las madres primerizas sienten melancolía posparto después del nacimiento del bebé, que generalmente incluye cambios en el estado de ánimo, episodios de llanto, ansiedad y dificultad para dormir. La melancolía posparto generalmente empieza dentro de los primeros dos o tres días después del parto, y puede durar hasta dos semanas.

Sin embargo, algunas madres primerizas padecen una forma de depresión más grave y de mayor duración, conocida como depresión posparto. Con poca frecuencia, después del parto, también se puede desarrollar un trastorno extremo del estado de ánimo llamado psicosis posparto.

La depresión posparto no es un defecto de carácter o una debilidad. A veces, se trata simplemente de una complicación del parto. Si tienes depresión posparto, un tratamiento inmediato puede ayudarte a controlar los síntomas y a crear un vínculo con tu bebé.Play Video

Síntomas

Los signos y síntomas de la depresión posparto varían y pueden oscilar entre leves y graves.

Síntomas de la melancolía posparto

Los signos y síntomas de la melancolía posparto (que duran de unos pocos días a una o dos semanas después del nacimiento del bebé) pueden incluir:

  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Sentirse abrumado
  • Llanto
  • Concentración reducida
  • Problemas de apetito
  • Problemas para dormir

Síntomas de depresión posparto

La depresión posparto puede confundirse con la melancolía del bebé al principio, pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo y, eventualmente, pueden interferir en la capacidad para cuidar al bebé y realizar otras tareas diarias. Los síntomas generalmente se desarrollan dentro de las primeras semanas después del parto, pero pueden comenzar antes, durante el embarazo, o más tarde (hasta un año después del nacimiento).

Los signos y síntomas de la depresión postparto pueden incluir los siguientes:

  • Estado de ánimo deprimido o cambios de humor graves
  • Llanto excesivo
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Aislarse de familiares y amigos
  • Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir (insomnio) o dormir demasiado
  • Fatiga abrumadora o pérdida de energía
  • Interés y placer reducidos en las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad y enojo intensos
  • Miedo a no ser una buena madre
  • Desesperanza
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa o insuficiencia
  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones
  • Inquietud
  • Ansiedad grave y ataques de pánico
  • Pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o al bebé
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio

Si no se trata, la depresión posparto puede durar muchos meses o más.

Psicosis posparto

Con la psicosis posparto, un trastorno poco común que generalmente se desarrolla dentro de la primera semana después del parto, los signos y síntomas son graves. Entre los signos y síntomas pueden encontrarse los siguientes:

  • Confusión y desorientación
  • Pensamientos obsesivos acerca de tu bebé
  • Alucinaciones y delirios
  • Alteraciones del sueño
  • Exceso de energía y agitación
  • Paranoia
  • Intentos de lastimarte a ti misma o a tu bebé

La psicosis posparto puede causar pensamientos o conductas que ponen en peligro la vida y requiere tratamiento inmediato.

Depresión posparto en hombres que fueron padres

Los hombres que fueron padres también pueden experimentar depresión posparto. Pueden sentirse tristes o tener cansancio, estar abrumados, experimentar ansiedad o sufrir cambios en sus patrones habituales de sueño y alimentación (los mismos síntomas que experimentan las madres con depresión posparto).

Los padres que son jóvenes, tienen una historia clínica de depresión, experimentan problemas en las relaciones o tienen dificultades financieras presentan un mayor riesgo de sufrir depresión posparto. La depresión posparto en los hombres (a veces denominada depresión posparto paterna) puede tener el mismo efecto negativo en las relaciones de pareja y en el desarrollo del niño que la depresión posparto en las madres.

Si eres un hombre que fuiste padre y tienes síntomas de depresión o ansiedad durante el embarazo de tu pareja o en el primer año después del nacimiento de tu hijo, habla con el profesional de la salud. El apoyo y los tratamientos similares brindados a las madres con depresión posparto pueden ser beneficiosos para tratar la depresión posparto en padres.

Cuándo debes consultar con un médico

Si te sientes depresiva luego del nacimiento de tu hijo, puedes sentirte reacia o avergonzada de admitirlo. Sin embargo, si experimentas algún síntoma de tristeza posparto o depresión posparto, llama a tu médico y coordina una consulta. Si tienes síntomas que sugieren una psicosis posparto, busca ayuda de inmediato.

Es importante que llames a tu médico tan pronto como puedas si los signos y síntomas de la depresión tienen estas características:

  • No desaparecen después de dos semanas
  • Empeoran
  • Te dificultan el cuidado de tu bebé
  • Te dificultan completar las tareas diarias
  • Incluyen pensamientos acerca de lastimarte a ti misma o a tu bebé

Si tienes pensamientos suicidas

Si en algún momento piensas en hacerte daño o dañar a tu bebé, busca inmediatamente la ayuda de tu pareja o tus seres queridos para que cuiden a tu bebé y llama al 911 o a tu número de asistencia de emergencia local para obtener ayuda.

Asimismo, considera estas opciones si tienes pensamientos suicidas:

  • Busca la ayuda de tu médico de atención primaria u otro profesional de la salud.
  • Llama a un profesional de la salud mental.
  • Llama a la línea directa de asistencia al suicida. En los Estados Unidos, llama a National Suicide Prevention Lifeline (Línea Nacional de Prevención del Suicidio) al número 1-800-273-TALK (1-800-273-8255) o usa su webchat en suicidepreventionlifeline.org/chat.
  • Ponte en contacto con un ser querido o amigo cercano.
  • Comunícate con un pastor, un líder espiritual o alguna otra persona de tu comunidad religiosa.

Ayudar a un amigo o ser querido

Las personas con depresión pueden no reconocer o admitir que están deprimidas. Es posible que no sepan cuáles son los signos y síntomas de la depresión. Si sospechas que un amigo o ser querido tiene depresión posparto o está desarrollando psicosis posparto, ayúdalo a buscar atención médica de inmediato. No esperes y anheles la mejora.Solicite una Consulta en Mayo Clinic

Causas

No existe una sola causa de la depresión posparto, pero las cuestiones físicas y emocionales pueden contribuir.

  • Cambios físicos. Después del parto, una caída dramática en los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en el cuerpo puede contribuir a la depresión posparto. Otras hormonas producidas por la glándula tiroides también pueden bajar marcadamente, lo que puede provocar que sientas cansancio, pereza y depresión.
  • Problemas emocionales. Cuando estás con falta de sueño y abrumada, puedes tener problemas para manejar hasta los problemas menores. Es probable que estés ansiosa acerca de tu capacidad para brindar cuidados a un recién nacido. Puedes sentirte menos atractiva, enfrentar tu sentido de identidad o sentir que has perdido el control de tu vida. Cualquiera de estos problemas pueden contribuir a la depresión posparto.

Factores de riesgo

Una madre reciente puede experimentar depresión posparto. Esta se puede manifestar después del nacimiento de cualquiera de sus hijos, no solo del primero. Sin embargo, el riesgo aumenta si reúnes alguna de estas características:

  • Tienes antecedentes de depresión, ya sea durante el embarazo o en otros momentos
  • Tienes trastorno bipolar
  • Tuviste depresión posparto después de un embarazo anterior
  • Algún miembro de tu familia tuvo depresión u otros trastornos del estado de ánimo.
  • Pasaste por momentos estresantes durante el año anterior, como complicaciones durante el embarazo, una enfermedad o la pérdida del trabajo
  • Tu bebé tiene problemas de salud u otras necesidades especiales
  • Tienes mellizos, trillizos o tuviste otro parto múltiple
  • Tienes problemas para amamantar
  • Tienes problemas en la relación con tu cónyuge o pareja
  • Tienes un sistema de apoyo insuficiente
  • Tienes problemas económicos
  • Fue un embarazo no planificado o no deseado

Complicaciones

Si no se trata, la depresión posparto puede interferir en el vínculo entre madre e hijo y causar problemas familiares.

  • Para las madres. La depresión posparto no tratada puede durar meses o más, y en ocasiones convertirse en un trastorno depresivo crónico. Incluso cuando se la trata, la depresión posparto aumenta el riesgo de futuros episodios de depresión mayor.
  • Para los padres. La depresión posparto puede tener un efecto dominó, y causar tensión emocional en todas las personas cercanas a un nuevo bebé. Cuando una nueva madre está deprimida, el riesgo de depresión en el padre del bebé también puede aumentar. Y los nuevos papás ya tienen un mayor riesgo de depresión, ya sea que su pareja se vea afectada o no.
  • Para los niños. Los hijos de madres que tienen depresión posparto no tratada tienen más probabilidades de tener problemas emocionales y de comportamiento, como dificultades para dormir y comer, llanto excesivo y retrasos en el desarrollo del lenguaje.

Prevención

Si tienes antecedentes de depresión, especialmente la depresión posparto, consulta con el médico si estás planeando quedar embarazada o tan pronto como descubras que estás embarazada.

  • Durante el embarazo, el médico puede supervisarte minuciosamente para verificar si existen signos y síntomas de depresión. Puede hacerte completar un cuestionario para detectar la depresión durante el embarazo o luego del parto. A veces, la depresión leve puede tratarse con grupos de apoyo, terapia psicológica u otros tipos de terapia. En otras ocasiones, pueden recomendarte tomar antidepresivos, incluso durante el embarazo.
  • Después de que nazca tu hijo, es posible que el médico te recomiende chequeos posparto tempranos para detectar signos y síntomas de la depresión posparto. Cuanto más rápido se detecta, más rápido puede iniciarse el tratamiento. Si tienes antecedentes de depresión posparto, el médico puede recomendarte un tratamiento con antidepresivos o psicoterapia inmediatamente después del parto.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic

fuente: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/postpartum-depression/symptoms-causes/syc-20376617

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *