Delincuentes atracan ciudadanos en las narices de las autoridades

En plena luz del día y cerca de autoridades policiales y militares, atracadores cometen sus fechorías, sobre todo contra mujeres, en la intersección de las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez, a la salida de la estación Juan Bosch del Metro de Santo Domingo.

A diario, los usuarios son testigos de las acciones que cometen los vándalos, principalmente en las primeras horas de la mañana, cuando van a sus trabajos o a realizar cualquier diligencia.

Augusto Paniagua, dirigente de la Asociación de Propietarios de Carros 27 de Febrero, cuenta que casi a diario recibe quejas de mujeres a la que despojan de todas sus pertenecía a la salida de la estación del Metro.

Preocupado por la situación y los constantes casos, Paniagua explicó que, según lo que le dicen las mujeres, varios hombres de tez oscura se colocan con barajas y abordan a las personas, principalmente mujeres, y no se sabe si es que “las drogan o las hipnotizan”, pero les quitan todas sus pertenencias.

“Yo tengo un periodo de tres a cuatro meses recibiendo esas denuncias casi a diario aquí, las mujeres llegan llorando cuando son despojadas de sus propiedades”, cuenta el hombre que es de los que organizan cada día las rutas de carros de la avenida 27 de febrero.

Lo primero que hacen es que les colocan los brazos en el hombro para que la demás gente que transita por el lugar crea que es una persona de confianza, un novio, esposo, marido o pariente y así alejan la posibilidad de que se sospeche de que es un atraco, ahí le quitan los celulares, carteras, prendas y demás y amenazan a las mujeres para que se vayan sin llamar la atención.

A pocos metros del lugar y desde muy temprano hay agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), que dirigen el tránsito y otras unidades de la Policía, pero aparentemente no se percatan de lo que sucede en el lugar.

Augusto Paniagua decidió contar lo que ocurre a la prensa para evitar que sigan cometiendo esas acciones delictivas en las narices de todo el mundo sin que se haga algo.

“Nosotros lo que estamos haciendo con esto es pidiéndole a las autoridades que nos den una manito en cuanto a eso, que hoy no se sabe a quién le toca, pero mañana nos puede tocar a cualquiera de nosotros y como sector transporte, eso nos afecta porque algunas personas creen que es aquí en la parada que los atracan y no es así”, sostuvo.

fuente:diariolibre.com.do imagen archivo de google

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *