Científicos de Los Álamos identifican una cepa del virus más contagiosa, pero otros lo ponen en duda

Una cepa del coronavirus que ahora es dominante en “muchos países” sería más contagiosa que la original, según un estudio del estadounidense Laboratorio Nacional de Los Álamos, aunque otros científicos lo ponen en tela de juicio y señalan algunas de las debilidades de este trabajo.

El estudio dirigido por la bióloga computacional Bette Korber ha sido publicado en el repositorio biorXiv, en el que los textos aún no han sido sometidos a revisión por otros expertos, aunque pueden dejar sus comentarios.

Mutaciones en tiempo real

El equipo ha desarrollado una línea de análisis para facilitar el seguimiento de las mutaciones en tiempo real en el SARS-CoV-2, que causa la COVID-19, centrándose en la proteína Spike (S), que se localiza en la envuelta del virus y le sirve para entrar en las células al acoplarse al receptor humano ACE2.

Esta proteína, recuerda el estudio, es “el objetivo de la mayoría de las estrategias de vacunas y terapias basadas en anticuerpos” para hacer frente a la enfermedad.

Los expertos han identificado, hasta la fecha, catorce mutaciones en Spike y una de ellas, a la que han denominado Spike D614G, la consideran de “urgente preocupación”.

Esa cepa, que sería más contagiosa, “puede haberse originado en China o en Europa”, aunque empezó a difundirse en este continente a principios de febrero, y ”cuando se introduce en nuevas regiones se convierte rápidamente en la forma dominante”.

Estos hallazgos tienen “importantes implicaciones para la transmisión del SARS-CoV-2, la patogénesis y las intervenciones inmunológicas”, escriben los científicos.

Críticas al estudio

El estudio se basa en análisis computacionales de más de 6.000 secuencias de coronavirus recogidas en todo el mundo por la Global Initiative for Sharing All Influenza Data (Gisaid).

A falta de una revisión sistemática por otros científicos, algunos investigadores han manifestado en Twitter y en comentarios en el repositorio biorXiv algunas debilidades del estudio.

Es el caso de la viróloga de la Universidad de Columbia Angela Rasmussen, quien señala en su cuenta que, si bien el estudio identifica una mutación que se ha convertido en dominante con el tiempo, el estudio no hace nada “para mostrar su importancia funcional en la transmisión”.

Para Rasmussen, el “viejo dicho de que correlación no es igual a causalidad” se aplica en este caso y considera “engañoso” el título del estudio al sugerir que la mutación de Spike “revela el surgimiento de una forma más transmisible de SARS-Cov-2”.

“No, no lo hace”, indica la científica, pues estima que lo que “revela” el documento es “una sustitución del ácido aspártico por glicina en la posición 614” de Spike.

El bioquímico español Carlos Briones invita en su cuenta en la red social a leer las explicaciones de Rasmussen, “si te gustan más los datos que los titulares impactantes”.

Artículos sin revisión

También en su Twitter, Trevor Bedford del departamento de epidemiología del la Universidad de Washington considera que un aumento en la transmisibilidad del coronavirus por una mutación en Spike es “una hipótesis plausible, pero está lejos de ser probada”.

El microbiólogo de la Universidad de Navarra Ignacio López-Goñi llama la atención en esa red social sobre los artículos que aún no han sido revisados de manera sistemática por otros científicos y señala: “Creo que no se debería hacer noticia ningún artículo de los publicados en las plataformas de pre-print”.

Estudio niega que SARS-CoV2 mute en distintos tipos de virus

El SARS-CoV-2, que causa la COVID-19, no ha mutado en diferentes tipos, según un estudio publicado hoy por el Centro de investigación de virus de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) en la revista Virus Evolution.

Es común que los virus, incluido el que causa la COVID-19, acumulen mutaciones o variaciones en su secuencia genética a medida que se propagan entre la población, pero, por lo general, la mayoría de estos cambios no tiene ningún efecto sobre la biología del virus o la agresividad de la enfermedad que causa.

Algunas investigaciones recientes sugerían que podían circular dos o tres cepas de SARS-CoV-2, generadas a través de mutaciones.

Actualmente, un solo tipo de virus

En concreto se valoraba la posibilidad de que existiese una cepa más agresiva que causara enfermedades más graves, sin embargo, el equipo de Glasgow demostró, a partir del análisis de muestras de virus SARS-CoV-2, que actualmente solo circula un tipo de virus.

Los científicos realizaron un extenso análisis de los genomas del virus registrados en la plataforma CoV-GLUE (una base de datos que rastrea los reemplazos, inserciones y eliminaciones de aminoácidos del SARS-CoV-2, que se han observado en muestras de la pandemia) y demostraron que es improbable que las mutaciones tengan un significado funcional, por lo que concluyeron que no representan diferentes tipos de virus.

Hasta ahora, la base de datos ha catalogado 7.237 mutaciones del patógeno y, aunque pueda parecer un número muy elevado, señalaron que se trata de una tasa de evolución relativamente baja para un virus de material genético ARN y que esperan que se sigan acumulando más mutaciones (que no tengan consecuencias en su biología) a medida que la pandemia continúa.

Afirmaciones infundadas

No obstante, los expertos destacaron que comprender cómo funcionan las mutaciones del patógeno y cómo se está propagando permite rastrear el historial de transmisión y comprender el patrón histórico de propagación global.

Oscar MacLean, doctor del Centro de investigación de virus de la Universidad de Glasgow, dijo que al analizar la extensa variación de la secuencia genética presente en los genomas del virus SARS-CoV-2, “el análisis evolutivo muestra por qué las afirmaciones de que hay múltiples tipos de virus circulando actualmente son infundadas “. EFEfuturo

fuente:https://www.efe.com/efe/espana/efefuturo/cientificos-de-los-alamos-identifican-una-cepa-del-virus-mas-contagiosa-pero-otros-lo-ponen-en-duda/50000905-4239428

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *