Cabo dice estar arrepentido de la muerte arquitecta Leslie Rosado

SANTO DOMINGO.- El juez de la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Este dispuso un año de prisión preventiva contra el cabo de la Policía Janli Disla Batista y el motociclista Rafael Castillo Nova, implicados en la muerte de la arquitecta Leslie Rosado.

El magistrado ordenó que la medida de coerción sea cumplida en  la cárcel de San Pedro de Macorís.

Según sus abogados, Disla Batista admitió ante el juez de dicha oficina que mató a la Arquitecta pero alegó que lo hizo desesperado, luego de ver su esposa y sus hijos en el suelo, luego de un accidente de tránsito con el vehículo que conducía esta última.  Alegaron que él está arrepentido.

LA VERSION OFICIAL DEL HECHO

El hecho que degeneró en la  muerte de la Arquitecta ocurrió la noche del  sábado 2 de octubre.  Según representantes del Ministerio Público, comenzaron cuando Rosado rozó levemente la motocicleta marca Suzuky conducida por Disla Batista, en momentos en que estaba acompañado de su esposa, Santa de Jesús Ramírez.

Agregan que después de este incidente Disla Batista hizo  s disparos que obligaron a Leslie Rosado a continuar la marcha del vehículo, tratando de salvar su vida y la de su hija.

El Cabo abordó entonces una motocicleta que conducía Rafael Castillo Novas, y juntos persiguieron el vehículo de la arquitecta, al cual volvió a hacerle disparos que impactaron, uno cerca de la placa y otro en el neumático trasero derecho.

Señala que en medio de la persecución, el imputado pidió ayuda a miembros de la Armada Dominicana que se desplazaban por el lugar en un camión de esa institución.

El expediente del caso señala que, tratando de escapar, la Arquitecta giró a la izquierda para volver al Club Náutico, de donde ella había salido, pero el tráfico no le permitió avanzar, y fue finalmente alcanzada por Janli Disla, quien con su arma de reglamento golpeó repetidas veces el cristal del lado del conductor y le hizo dos disparos, uno de los cuales la alcanzó en la cabeza y le provocó la muerte.

El Ministerio Público ha calificado los hechos,  de manera provisional, como homicidio voluntario, asociación de malhechores y complicidad para cometer asesinato.

fuente:almomento.net

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.